Mystic Hotel

Precio por noche desde

$ 126

Este agradable hotel se halla en Old City. Theodian Hotel tiene un total de 18 habitaciones disponibles para sus huéspedes. Hay Wi-Fi en todo el hotel. La recepción no está abierta las 24 horas del día. No hay cunas disponibles en este hotel. Este alojamiento no admite mascotas así que aquellos a lo...

Más detalles

OpenWeather

Información de la propiedad

Check-in a partir de las: 15:00

Check-out hasta las: 11:00

Este agradable hotel se halla en Old City. Theodian Hotel tiene un total de 18 habitaciones disponibles para sus huéspedes. Hay Wi-Fi en todo el hotel. La recepción no está abierta las 24 horas del día. No hay cunas disponibles en este hotel. Este alojamiento no admite mascotas así que aquellos a los que no les gusten los animales podrán disfrutar de su estancia.

Küçük Ayasofya Mah.Katip Sinan Camii Sok. No:32, Küçük Ayasofya Mh., 34400 Istanbul/Fatih/İstanbul - Estambul, Estambul - Pavo - 34400

Comodidades de la propiedad

Check-in a partir de las: 15:00

Check-out hasta las: 11:00

Calificación por los huéspedes

TripAdvisor

Calificación de Viajeros
  • Excelente

    128

  • Muy bien

    81

  • Bueno

    32

  • Razonable

    29

  • Mal

    36

Perfil del Viajero
  • De negocios

    9

  • En pareja

    103

  • En solitario

    35

  • En familia

    64

  • Con amigos

    88

Resumen de puntajes
  • Calidad del sueño

  • Habitaciones

  • Limpieza

  • Relación calidad-precio

  • Servicio

  • Ubicación

Decepcionante

Opinión escrita el 23 de agosto de 2015

Tras recorrer un mes el país en bicicleta, y después de haberme alojado con mi pareja en todo tipo de pensiones, hoteles, campings, etc, llegamos a Estambul. Tras haber dormido pocas horas y cansados vimos este hotel y tras ver que el precio era razonable y "aparentemente" las habitaciones también, decidimos quedarnos, a pesar de que el recepcionista, antipático y pesetero le había costado hasta enseñarnos la habitación. Nos pide el dinero muy maleducadamente en cuanto le decimos que nos quedamos, y con razón. Tras desplegar el equipaje en la habitación empiezan las primeras sorpresas, colchón con bultos, dentro del frigorífico un bocadillo de pescado en estado de putrefacción, que tras bajárselo al recepcionista y decirle que limpie el frigo (el olor impregna toda la habitación) dice que al día siguiente, cuando venga la limpiadora. Me cabreo y le digo varias cosas y manda a la hija a regañadientes a lavar el frigo solucionando poco. Todo sigue con la ducha, negra y con con chorretones de óxido, mesas con lamparones de líquido reseco, pelusas en todos lados, toallas con manchas y a mi parecer reutilzadas (me las cambian también a regañadientes) y alfombras tapando el suelo roto-podrido de la habitación entre otras joyas. Hasta aquí lo pasamos todo y dormimos. Para culminar este error de elección viene el desayuno. Té sin sabor, espacio sucio, hormigas por la mesa, mortadela reseca, pepinos arrugados de viejos, tomates al borde de la putrefacción, yogur al aire libre( 30ºC), bizcocho destrozado, terrinas abiertas y rotas de mermelada y mantequilla, etc. Desayunamos algo de pan y mantequilla a salvo y algo de té, que nos produjo malestar estomacal y diarrea (posiblemente psicológico, al contemplar el desdichado bufé de desayuno). Los siguientes dos días no desayunamos más allí. Es un error imperdonable por mi parte el haber elegido este sitio y espero que nadie más lo cometa. Gente así no merece lucrarse con el turismo. Al menos nos quedamos con todos los demás días de viaje, camino al este del país donde los turcos de verdad nos invitaban a té y nos ofrecían sonrisas sinceras. Hasta un área de servicio con gasolinera, donde dormimos con la tienda, nos ofreció más y nos hicieron sentir infinitamente mejor acogidos que en este hotel, engaño para turistas y que debería dejar de existir.

alszado

Una tortura!

Opinión escrita el 27 de novembre de 2014

Ni todos los adjetivos negativos del idioma castellano alcanzarían para poder describir lo que es este hotel. Lo único bueno que tiene el hotel, es la ubicación; está cerca de las atracciones principales. El resto, es todo, absolutamente todo, malo. El hotel (si se puede llamar hotel) es atendido creo por la familia de dueños, una mezcla de antipáticos y maleducados. La hija está en pantuflas todo el tiempo, no se le conoció una sonrisa y le molesta cualquier cosa que le preguntes. El padre, no dice ni “hola”. La madre, no habla. Una familia…muy normal! Como es una cantidad de cosas malas, decidí enumerarlas para poder hacer más sencilla la lectura: 1. Cuando reservamos el hotel vía Venere lo pagamos en su totalidad, a los pocos días recibimos un mail del hotel consultando cómo queríamos pagarlo. 2. En el mismo mail que nos consultaban cómo queríamos pagar lo que ya habíamos pagado, nos avisaban que el hotel era viejo. Cosa que nos llamó la atención, nunca antes nos había llegado un mail del hotel avisando algo similar. 3. La habitación que nos dieron estaba en un tercer piso con una ventana ubicada en el techo. En una parte de la habitación había que agacharse para no golpearse la cabeza con el techo. 4. La limpieza, un capítulo aparte. Todo sucio. 5. La luz se cortó el primer día después de medianoche, y lo solucionaron al otro día por la tarde sin siquiera pedir disculpas por lo ocurrido. (solo se había cortado en nuestro piso). 6. El desayuno….el desayuno. Con solo decir que la hija en pantuflas es la encargada de prepararlo con sus propias manos, y cuando digo sus propias manos no lo puedo decir con mayor literalidad: el pan lo corta con sus manos. Y para que uno no tenga dudas sobre la higiene y el cuidado que tiene, lo hace después de haber tocado a uno de los varios gatos que rondan por el hotel. El agua para el café se termina y cuando uno le avisa, te pone mala cara y después de un rato, aparece con el agua. Ah! Y si tienen planes de desayunar temprano, olvídense! Ella empieza a prepararlo a las 8:05 de la mañana aproximadamente…y tarda unos 20 minutos. 7. El broche de oro! Pedimos y pagamos allí el traslado al aeropuerto a las 05:30 am. Nos levantamos, el dueño nos abrió la puerta y nos expulsó fuera del hotel con frío!!! Ni siquiera fue capaz de dejarnos quedar adentro hasta que llegara el auto. Está realmente mal que se aprovechen de la ubicación para ofrecer lo que pretende ser un servicio hotelero. Les recomiendo que paguen un poco más y vayan a un hotel en el que a uno lo traten como persona.

Solana Yvonne G

ASQUEROSO

Opinión escrita el 12 de julio de 2014

Estuvimos tres noches la semana pasada y fue una experiencia horrible; leímos buenas opiniones sobre el trato excelente y no entendíamos nada: era muy sucio (en las tres noches no limpiaron el wc, las sábanas y las toallas tenían manchas), el dueño era seco, para nada simpático, el desayuno era un asco (el café con leche de sobre, algunas rebanadas de pan con mermelada y lonchas de embutido secas que guardaban para el día siguiente). Tuvimos que cambiar de habitación porque el aire acondicionado nos caía encima y nos resfriamos la primera noche, las dos eran muy ruidosas y sucias (entrábamos a la ducha con chanclas). Salvo la ubicación, que es muy buena, el resto fue pésimo, y no es tan barato como para ser tan cutre.

sofienbarcelona

Centrico y correcto

Opinión escrita el 3 de septiembre de 2012

La localización es excelente. A dos pasos de la mezquita azul. Las habitaciones son correctas y con aire acondicionado. Se desayuna en una terraza agradable con vistas al mar de Marmara (y multitud de barcos). La impresion es que la relación precio-calidad es muy honesta.

quim_chaler

Nos sentimos estafadas

Opinión escrita el 4 de marzo de 2012

Acabamos de llegar de pasar 5 dias en estambul, nos hemos alojado en este hotel y la verdad es que nos sentimos totalmente estafadas, despues de leer todos los comentarios pensabamos que iba a ser otra cosa.lo unica bueno es la ubicacion, muy centrico, pero es lo unico que nos ha gustado.De primeras nada mas llegar nos hicieron pagar en efectivo y eso que en nuestra reserva ponia que se podia pagar con tarjeta, tambien tendrian que avisar de esas escaleras, nos alojamos en la segunda planta con unas escaleras que desde son imposibles para alguien que tenga la movilidad reducida como era nuestro caso, y despues el desayuno, no solo escaso, sino asqueroso.no habia ni zumos, ni leche...y la suciedad era lo que mas destacaba.Por ultimo de gustaria saber donde esta la amabilidad de esa familia, que la unica vez que intento hablar con nosotras fue para vendernos el translado al aeropuerto.Nunca volveria, seguro que hay hoteles mejores tambien baratos por la misma zona.

tatis623