Langshott Manor

Langshott Manor de Horley está en el casco histórico y a menos de diez minutos en coche de East Surrey Hospital y Parque empresarial Manor Royal. Además, este hotel de 4 estrellas se encuentra a 11,8 km de Granja Tulleys y a 18 km de Surrey Hills.Te sentirás como en tu propia casa en cualquiera de ...

Más detalles

OpenWeather

6

Suíte (Master) (Wisley Suite)

Max. 2 adultos y 2 niños

6

Quarto superior (Anne Boleyn Suite)

Max. 2 adultos y 2 niños

8

Quarto superior (Henry VIII Suite)

Max. 2 adultos

6

Quarto superior (Leeds Suite)

Max. 2 adultos y 1 niño

9

Quarto superior (Spacious Attic Suites)

Max. 2 adultos y 1 niño

12

Quarto superluxo (Super King)

Max. 2 adultos y 1 niño

20

Quarto (Splendid Suite)

Max. 2 adultos y 1 niño

4

Quarto casal (Cosy)

Max. 2 adultos y 1 niño

Información de la propiedad

Check-in a partir de las: 15:00

Check-out hasta las: 11:00

Langshott Manor de Horley está en el casco histórico y a menos de diez minutos en coche de East Surrey Hospital y Parque empresarial Manor Royal. Además, este hotel de 4 estrellas se encuentra a 11,8 km de Granja Tulleys y a 18 km de Surrey Hills.Te sentirás como en tu propia casa en cualquiera de las 22 habitaciones con decoraciones diferentes, equipadas con reproductor de DVD y televisión de pantalla plana. La conexión a Internet wifi gratis te mantendrá en contacto con los tuyos; también podrás ver tu programa favorito en el televisor con canales digitales. El baño privado con ducha y bañe...

Near Gatwick - Horley, England - Reino Unido - RH6 8PB

Comodidades de la propiedad

Check-in a partir de las: 15:00

Check-out hasta las: 11:00

Calificación por los huéspedes

TripAdvisor

Calificación de Viajeros
  • Excelente

    781

  • Muy bien

    370

  • Bueno

    181

  • Razonable

    113

  • Mal

    88

Perfil del Viajero
  • De negocios

    104

  • En pareja

    805

  • En solitario

    29

  • En familia

    216

  • Con amigos

    122

Resumen de puntajes
  • Calidad del sueño

  • Habitaciones

  • Limpieza

  • Relación calidad-precio

  • Servicio

  • Ubicación

Afternoon tea

Opinión escrita el 30 de julio de 2016

En esta visita a Inglaterra nuestros amigos nos han llevado a disfrutar del famoso "Afternoon tea" al Langshott Manor hotel Gatwick, un edificio precioso, rodeado de unos jardines y un entorno impresionantes. Cuando llegas con el coche, llegas a un aparcamiento con gravilla, justo en la puerta del hotel. Es la típica construcción inglesa que te imaginas en cualquier película. El interior es incluso más bonito y pintoresco. Nos sentaron en un sillón en un acogedor salón ya que fuera hacia fresco y estuvimos genial. Ya veníamos con la idea del Afternoon tea, así que la elección fue sencilla. Puedes tomar té o café, ambos "botomless" (puedes repetir cuantas veces necesites) y tras un momento de espera, ya que lo hacen todo a mano en el momento, llegó la comida (ver foto). Se come en orden de abajo a arriba. Primero los sándwiches salados (había 4 tipos: jamón y mostaza, salmón, pepino y queso de untar y una especie de ensaladilla. Luego es el turno de los scones, con pasas. Un dulce típico inglés que se toma con sour cream y mermelada. Y para terminar, los dulcecitos. De los cuatro que había por persona el que más recuerdo por su originalidad es un vasito con tres texturas diferentes de rosas, coronado con unos pétalos comestibles. ¡Delicioso! Todo esto lo acompañamos con capuccino y el clásico té "English breakfast". Ni que decir tiene que salimos de allí más que hartos de comer, con una gran sensación. ¡MUY recomendado!

Babkov10

Historia

Opinión escrita el 29 de septiembre de 2015

Nos quedamos unas pocas noches este Septiembre. Cenamos una vez en su restaurante, tomamos una copa un día en uno de sus salones, té otro día y desayunamos cada mañana. El lugar es pintoresco y bonito, siendo su origen una antigua casona del siglo XIII en medio de la nada, próximo a los alrededores del aeropuerto de Gatwick y donde necesitas coche (alquilamos uno) o que te llamen un taxi para ir a cualquier sitio, lo que unido a ese gusto de los ingleses por ser diferentes supuso una experiencia interesante. El hotel es pequeño y con un número limitado de habitaciones, cada una con un nombre relacionado con su historia ó con UK, en un máximo de dos plantas. Puede ser un buen sitio para que los ingleses celebren bodas, reuniones de empresa y similares; y menos para quedarte salvo que estés de paso o tengas algo que hacer en la zona como era nuestro caso. Hay al menos un empleado que habla español aunque no tenemos problemas con el inglés. Nuestra habitación era amplia y entendemos que databa del siglo XVII. Por el día bien iluminada por las diversas ventanas y el (milagroso) buen tiempo todos los días. La iluminación de noche (por lámparas) la encontramos escasa, pero el Wifi gratuito. Un mini bar que no probamos y una TV. Secador, caja fuerte y suficientes armarios. Pedimos dos camas y claramente era una habitación con una cama de matrimonio o dos camas juntas (lo que nos hubiese también venido bien) pero pusieron dos camas separadas que no encajaban con la cabecera (la sobrepasaban por mucho) y colocaron una de las mesitas de noches laterales en medio de dichas camas. Un apaño un poco improvisado para un hotel que pretende un nivel alto. El baño es uno de los lugares donde encontramos más problemas. Un aviso de agua muy caliente en los dos lavabos; tan caliente que el hecho de tener un grifo de agua fría y otro de caliente (no uno con regulación de temperatura) hacía muy difícil usar el agua caliente. Y unos techos tan bajos qye en la bañera, elevada y sin ducha de mano (de teléfono) nos obligaba a agacharnos para mojarnos la cabeza. No somos altos. No había visto nunca nada igual. Para acceder a la citada bañera tenías que entrar desde el suelo si estabas lo suficientemente hábil, o mediante un escalón muy alto donde una vez en él no tenía donde agarraste si perdías el equilibrio. Como digo, muy extraño. El personal se esfuerza por hacerte la estancia agradable y creemos que lo logran, aunque el Sábado por la mañana hubo más clientes desayunando de lo habitual y las 2 personas que atendían el salón no daban abasto para recibir a los clientes, tener las mesas limpias de los anteriores, tomarte la orden y traerla de la cocina. Veinte minutos para que nos trajeran el café y otros 10 o 15 para el resto del desayuno. Todo esto por unas diez mesas. Claramente una mala distribución del personal esta mañana.

Rafael G

Disappointed

Opinión escrita el 21 de enero de 2023

Really disappointed. The hotel is beautiful, the sense of being a valued customer very low. A few days before our visit our dining reservation was cancelled due to an obviously more profitable group requesting exclusivity. This was an answerphone message - no offer of changing our date, just a statement that we could eat in the lounge but with the reduced menu. When we arrived, we were told we couldn’t eat in the lounge, we could walk down the road to the local pub. Said that’s not what we wanted. The lady said she would speak to the manager. 2 hours later, we hadn’t heard anything, so had to leave our room, walk across the courtyard, to find out what we were doing. Told we were lucky and could have a table, but it would be better if we could come earlier than our booked time. When in the lounge, our table was a coffee table, so not great to eat at comfortably. Menu very restricted. We were left for ages, asked if we wanted sauces, no sauces came…it just felt like we had to work at every point. Emailed manager and offered opportunity to remedy, said he would send wine to room which wasn’t of interest to us, this was a rare treat for us, we wanted a good experience. Breakfast wasn’t good - rubbery bacon, no toast. It arrived with 2 glasses of champagne - assume this was the managers offering but no communication and no good to us as driving and 7 in the morning. This was an expensive stay - £240 - it should have been perfect. No recommendations from us I’m afraid.

Quest00015270284

A thoroughly enjoyable Christmas in every way

Opinión escrita el 29 de decembre de 2022

For many different reasons, the extended family decided to spend Christmas at Langshott Manor and what a fabulous decision it turned out to be. The eight of us, plus two dogs, were treated to a delicious and memorable dining experience over three nights as well as friendly, personal and attentive service. Maybe the luxury of using the boardroom (adjacent to the main Mulberry dining room) as our own personal dining space (enabling the adorable, their words not mine, Cooper the cocker spaniel to join us at mealtimes helped)….but I think what Langshott really succeeded so brilliantly in doing was enabling us to have our home Christmas, away from home, including a family quiz and secret Santa. All five bedrooms were different, yet well suited to our individual needs, from grandma on the ground floor, close to reception, to easily accessible outside space for the dog friendly rooms, to the twin with an enormous bath. So thank you everyone at Langshott….from the Boardroom team, Copper and Tia.

milkyway01

Very average for price

Opinión escrita el 28 de decembre de 2022

Dined here Boxing Day evening. Set tasting menu. £95 per head. I can't complain about the quality of the ingredients however everything just lacked the oomph that you'd expect for those kind of prices. Nothing was particularly well seasoned, was all a bit flat, and i bet in a months time i'd forget i'd even eaten there. Additionally you even had waiters hugging each other and having personal conversations within sight and earshot of their guests. Not a good look. i've paid less in Michelin Star restaurants and had far better quality food. It's the first time i've dined here and I'm not in any hurry to go back.

335mikel